‘Cachitos Nochevieja’: necesitamos más música en vivo por televisión | Televisión

La música en la televisión siempre ha sido como una bumerang de ida y regreso. Unas veces son y otras veces se van. Desde hace un tiempo no se dan casos. La música en vivo quiso desaparecer de los escenarios televisivos y regresó a las catatumbas en lo que parecen canciones prohibidas que nos aportan hedonismo y entendimiento. En este panorama desolador, me preocupa especialmente que la música no esté en TVE, el único canal que, a través de La 1 y, sobre todo, La 2, mantiene únicamente el objetivo de promover el servicio público cultural. Porque el resto de privaciones, a excepción de la cadencia de pagos de Movistar+, hacen brillar los productos del supermercado estafado, alimentos alterados para comprometer la salud y la inteligencia. Por eso te gustará mucho. Cachitos Nochevieja: la gala, El especial de fin de año llegó a esta Nochevieja en La 2.

cachitos sí, es una marca en sí misma. O una tradición. Lo mezclo. cachitos, así es como se conoce comúnmente al programa Cachitos de hierro y cromo., volvía cada Navidad para recordar que la música forma parte de nuestras vidas como vehículo sentimental de primer orden. Las canciones son la banda sonora de las sociedades y, por tanto, moldean tanto lo que somos como lo que queremos ser. Este año, cachitos reoblado la puesta y, aparte de sus tres horas de cachos de archivos visuales con divertidos giros de antiguos programas de la televisión pública a lo largo de décadas, ofreció una gala a la vieja usanza, un auténtico espectáculo de variedades en una programación de una hora, presentado íntegramente en el emblemático cabaret El Molino, de Barcelona.

El resultado no puede ser más gratificante. Termina en la televisión, el espectáculo, codificado por Jero Rodríguez y Arantxa Soroa, Si se centra en la música, incluso, basándose en las técnicas de El Molino, lo ha superado todo. Dentro del juego multicolor del espectáculo se puede ver el humor de Los Gandules, la inclusión de la reina gimoteo Sharonne con su ventrículo engañoso y la magia de Jandro con un desperdicio a prueba de bombas. También la aparición de Pep Plaza con sus imitaciones de Sabina o Serrat, dándole un toque más humorístico.

En esta línea, donde las plumas, las pajaritas y las brillante brillante Es importante, a pesar del año, celebrar la participación de Lita Claver el manálegendario director de El Molino y diva devariadeses del Paralelo de Barcelona, ​​y de Fernando Esteso, actor de la historia mayor tontorrona de la televisión posfranquista. Y, sobre todo, elegí a Ángel Carmona como presentador. En su salto televisivo desde los micrófonos de la radio demostró que es posible traer grandes momentos comunicativos.

Llevamos tantos años tragándonos ‘reality-shows’ de pacotilla que, la verdad, sólo si podemos aplaudir todo lo que no tiene que verse con el gritterío de los gallos y las gallinas de toda la granya televisiva.

Tenía un propósito durante toda la gala: recrear un universo antiguo, quizás perdido. Para él, las mesas y sus apariciones estelares ofrecen un cosmos propio, el de la televisión como lugar de evasión con cierto estilo, un sitio donde suceden todas las cosas que no pasan al otro lado de la puerta de la cocina, donde los personajes no eran los mismos de siempre y de donde, por supuesto, cuñado el lista echaría pestes. Pasamos tantos años tragándonos Reality show de pacotilla que, a decir verdad, sólo si puedes aplaudir todo lo que no quiere ver con los gritos de los gallos y gallinas de toda la granya televisiva.

En esta granja, nunca antes, suena la música. Y para hacerlo se escucharía la música por la que renegó. Cachitos Nochevieja: la gala. Fue maravilloso -y tan sencillo- que Sidonie, Carlangas y los Cubatas, Amaia o Lori Meyers tocaran sus canciones enteras, sin cortes ni pesos. ¿Cómo vio y exploró también propuestas nuevas, poco conocidas, elevadas al hora estelar Televisión de Nochevieja como Adiós Amores, La Prohibida & Algora y Joe Crepúsculo & Aaron Rux.

No es tan difícil y, sin embargo, lo es porque la música ha desaparecido de la televisión. Otras épocas más. cachitos Quiere dejar constancia de que la música nos hacía felices y que, para él, en nuestra memoria visual, casi por primera vez en estos tiempos de visualización, hacía fallar los programas que la fomentan.

Puedes seguir EL PAÍS Televisión en X o regístrate aquí para recibir nuestro boletín semanal.

Recibe el boletín de televisión

Toda la actualidad de canales y plataformas, con entrevistas, novedades y análisis, además de consejos y críticas de nuestras publicaciones periódicas.

PUNTIAGUDO